12. APLICACIÓN DEL PROCEDIMIENTO DE LIBERACIÓN SOBRE UNO MISMO: AUTOEXORCISMO

Nadie es totalmente inmune a los ataques espirituales, aunque se trate de alguien que practica exorcismos con éxito. Así, el autoexorcismo es una tarea indispensable para que el exorcista pueda mantener su salud física y mental.

 

Desde aquí se recomienda que si una persona practica uno o más exorcismos en un mismo día, como mínimo después del último se practique un autoexorcismo como medida básica de higiene espiritual.

 

Este procedimiento es igual al que aplicamos a otras personas pero en las oraciones la ayuda se pide para uno mismo, y los gestos (imposiciones de manos, fricciones, etc.) lo aplicamos también sobre el propio cuerpo. Véase: 12.1. Gestualidad del autoexorcismo en detalle.

 

IMPORTANTE: Si usted, ya sabiendo practicar el autoexorcismo, recibiera alguna vez un ataque espiritual o mágico repentino y de gran violencia (por ejemplo, con síntomas físicos o mentales inexplicables), su primera reacción instantánea habrá de ser realizar la oración de uno o tres mantos de protección. Así, como mínimo esta atenuará los síntomas del ataque lo suficiente como para mantenerle consciente y con capacidad para poder realizarse acto seguido el autoexorcismo.

 

Si, dado el caso, aún no supiera usted de memoria el procedimiento de autoliberación y no tuviera a mano el texto, insista con todas sus fuerzas en la oración del manto, y pida ayuda y orientaciones específicas al Señor.

 

Claro que, tratándose de un ataque mágico o de espíritus genuino, los síntomas pararán o mejorarán drásticamente así que se apliquen las acciones de defensa espiritual.

 

Sigue aquí el guión resumido:

 

1

Señor y Padre mío, te ruego que me ayudes con los seres de tinieblas que me acompañan, sea cual sea su número y naturaleza. Te ruego, Señor, que obres su debilitamiento. También te pido que tu fuerza y tu luz purísima y eterna estén conmigo y me permitan ser liberado de ellos. Te lo pido en el nombre de Jesucristo, tu Hijo, y por el poder de tu Santo Espíritu. Así me sea concedido si es tu santa voluntad.

Amén.

 

2

Señor y Padre mío, estoy aquí en tu santo nombre y en el santo nombre de tu hijo Jesucristo y te pido que estén presentes tus santos ángeles y tu Santo Espíritu para que me ayuden a realizar este acto de restauración de mi salud. También te pido, Señor, que todos los lazos que unen a esta tierra a cualquier espíritu que me esté poseyendo o influyendo se corten, que perdones todos los pecados de estos y que ninguno deje de ser entregado a ti, concediéndoles así la luz eterna. Te lo pido, Señor, en el nombre de tu hijo Jesucristo y por el poder de tu Santo Espíritu. Así me sea concedido si es tu santa voluntad.

Amén.

 

PREGUNTAR: SEÑOR, ¿AYUDA O EXORCISMO?

 

OPCIONES DE ACCIÓN VERBAL Y GESTUAL SOBRE UNO MISMO:

1. AYUDA:

- FRICCIONES, PASES DE CONTORNO, ARRANCADO EN PUNTOS ESPECÍFICOS DEL ÁUREA O DE DENTRO DEL CUERPO.

- MOTIVAR A LOS ENTES PARA QUE DEJEN VOLUNTARIAMENTE AL PACIENTE.

2. EXORCISMO:

LAZO DE LUZ, ARRANCADO.

3. ESTAR ABIERTO A INSPIRACIONES. ANTE DUDAS, PREGUNTAR A DIOS Y ATENDER A LA PRIMERA RESPUESTA MENTAL.

 

3

A cada uno de los seres espirituales que me acompañan:

En el nombre de Dios Todopoderoso, vete en paz. En el nombre de su Hijo Jesucristo, vete en paz, y por el poder de su Santo Espíritu que todos los lazos que te unen a esta tierra se corten.

En el nombre de Dios Todopoderoso y en el nombre de Jesucristo, su Hijo, y por el poder de su Santo Espíritu, te arranco y te entrego en manos de estos ángeles para que te encaminen al lugar que Dios te haya destinado.

Amén.

 

4

A cada uno de los seres espirituales que me acompañan:

En el nombre de Dios Todopoderoso, de Jesucristo su hijo y por el poder de su Santo Espíritu, yo os ato con este lazo de luz indestructible, os arranco y os entrego en manos de estos ángeles para que os encaminen al lugar que Dios os haya destinado. Amén.

 

5

En el nombre de Dios Todopoderoso, de Jesucristo su hijo y por el poder de su Santo Espíritu, a cualquier ser espiritual que me esté perturbando, escuchadme estéis donde estéis y situaos ante mí. Yo os entrego en manos de estos ángeles, para que os encaminen al lugar que Dios os haya destinado. Amén.

 

6

A

En el nombre de Dios Todopoderoso, de Jesucristo su hijo y por el poder de su Santo Espíritu, si estoy atado/a por algún hilo de magia queda cortado y destruido desde ahora.

Si la agresión viene de algún objeto tratado con magia para agredirme continuamente, que este quede sin acción a partir de ahora.

Amén.

 

B

Padre, Hijo y Espíritu Santo, haced también que su emisor sea confrontado con vuestro poder y gloria, que su alma y su mente queden desatadas para siempre de mí y que entienda que nunca más debe agredir psíquica o espiritualmente a nadie, permitid que alcance la paz y sanadlo de todos sus males.

 

Que esto sea concedido si es vuestra santa voluntad. Amén.

 

SEÑOR, ¿HAGO LA ORACIÓN C? ¿SÍ O NO? ¿PARA PERSONA O GRUPO?

C - Persona

En el nombre de Dios Todopoderoso, de Jesucristo su hijo y por el poder de su Santo Espíritu, a quien esté aqui presente solo en cuerpo astral, escúchame y sitúate ante mí. Aparta tu alma y tu mente de mí para siempre. Amén.

 

C - Grupo

En el nombre de Dios Todopoderoso, de Jesucristo su hijo y por el poder de su Santo Espíritu, a quienes estéis aqui presentes solo en cuerpo astral, escuchadme y situaos ante mí. Apartad vuestra alma y vuestra mente de mí para siempre. Amén.

7

En el nombre de Dios Todopoderoso, de Jesucristo, su hijo, y por el poder de su Santo Espíritu, pongo un triple manto protector sobre mí para que me proteja de todo mal, de todo espíritu maligno, alma en pena o viajero astral, y lo sello sobre mi cabeza con las bendiciones del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Que así me sea concedido, Señor, si es tu santa voluntad. Amén.

 

OPCIONAL: EN CASO DE SENTIR SÍNTOMAS, SE PUEDEN REALIZAR 3 O 4 RESPIRACIONES LENTAS Y PROFUNDAS PARA ELIMINAR POSIBLES SECUELAS ENERGÉTICAS.

 

BENDECIR LA SALA O VIVIENDA EN QUE SE ESTÉ

 

IMPORTANTE: Durante un exorcismo a otra persona es posible recibir ataques espirituales, pero al notar el más leve indicio de ello podemos preguntar al instante con relación a nosotros “Señor, ¿ayuda o exorcismo?” y aplicarnos el procedimiento que convenga para acto seguido continuar atendiendo al paciente, pues postergar el autoexorcismo amplía las posibilidades de que los entes nos hagan daño.

 

 

12.1. Gestualidad del autoexorcismo en detalle

 

A pesar de que he buscado la mayor simplicidad posible a la hora de definir los gestos para la liberación y autoliberación, algunos de ellos exigen un cierto grado de flexibilidad y agilidad corporales en su ejecución rigurosa que, pienso, al menos una parte de las personas que quieran practicar este método no tendrá.

 

Para ejecutarlos, basta con que cada persona llegue simplemente a la amplitud de movimientos que su cuerpo le permita y que haga los que intuya necesarios. Por mi parte, incluyo todos los que considero pertinentes para obtener un efecto de liberación lo más profundo posible. De todos modos, lo más importante será tener siempre clara la intención u objetivo de los mismos y ejecutarlos con la fe de que Nuestro Señor nos va a conceder los resultados deseados en cada caso.

 

Por otro lado, si usted, lector, consigue idear otros movimientos que consigan el mismo fin, por favor, siéntase libre para hacerlo.

 

Siguen aquí:

 

1. Las imposiciones de manos se realizan sobre la propia cabeza.

 

2. Las fricciones y movimientos de arrancado se aplican sobre el propio cuerpo.

Vídeo: Autoimposición, fricciones, arrancado - Guía de protección espiritual o exorcismo - Isidro Jordá

https://youtu.be/eN_e3MsoaQo

 

3. La oración de autoexorcismo también se realiza imaginando que uno hecha el lazo sobre el propio cuerpo. A la hora de visualizar que se tira de la cuerda, se hace un movimiento como si esta saliera de dentro de uno mismo, sacándosela por el propio pecho (región del chakra del corazón, por dode los entes entran y salen con mucha facilidad). Una vez se ha hecho eso, los entes estarán ante nosotros, fuera de nuestro cuerpo, y habrá que entregarlos con un pase de impulso.

Vídeo: Lazo de luz para autoexorcismo - Guía de protección espiritual o exorcismo - Isidro Jordá

https://youtu.be/N4vDX_t9DV0

4. Para el corte de hilos psíquicos, el objetivo es cubrir el máximo de superficie del propio cuerpo. La secuencia de movimientos descrita con palabras es esta:

 

1º. Para cortar los hilos que pueden adherir verticalmente en la cabeza y hombros: estando de pie se llevan ambas manos a la base de la propia nuca y se despliegan los brazos en un golpe seco hacia adelante, en sentido horizontal, pasando estos por encima de la propia cabeza, como si fueran dos espadas que dan un golpe de dentro hacia afuera cruzándose entre sí o como si fueran las hojas de unas tijeras que abren.

 

Así, los brazos van a pasar por encima de nuestra cabeza y hombros cubriendo toda su superficie, y cortando con ello cualquier hilo de magia que pueda haber adherido a nosotros desde arriba.

 

2º. Cortar los hilos que pueden adherir horizontalmente a cualquier parte de nuestro tronco: se levantan ambos brazos, separándolos entre sí a una distancia suficiente que abarque toda la anchura de nuestro cuerpo. Luego se dejan caer en un golpe seco, de arriba a abajo, pero cruzándolos en nuestro pecho y sin doblarlos, como si fueran también espadas. Cada uno de los brazos va a describir un círculo en el aire en paralelo con nuestro pecho, trazado de afuera hacia adentro.

 

Así, los brazos van a pasar por todo nuestro tronco barriendo toda su superficie y cortando con ello cualquier hilo de magia que pueda haber adherido a nosotros desde una posición horizontal (los más peligrosos son los que adhieren a cualquiera de nuestros chakras).

 

3º. Cortar los hilos de las piernas: la idea es hacerlo mediante los mismos “golpes de espada” que aplicaríamos en otra persona pero sobre uno mismo, dados de arriba abajo, con los dos brazos en paralelo. Serían 3 golpes, uno para cubrir los propios costados de las piernas, un segundo de derecha a izquierda y un tercero de izquierda a derecha, para cubrir las partes frontal y trasera de las mismas.

 

4º. Cortar los posibles hilos de las plantas de los pies: basta con levantar cada pie y dar un “golpe de espada” que pase por encima de cada una de ellas.

 

Vídeo: Corte de hilos psíquicos en autoexorcismo - Guía de protección espiritual o exorcismo - Isidro Jordá

https://youtu.be/wiKawmVKve8

5. La oración de sellado se hace formando el manto con las manos sobre uno mismo, partiendo de la cabeza, como se aplicaría a otra persona.

 

Vídeo: Autosellado en autoexorcismo - Guía de protección espiritual o exorcismo - Isidro Jordá

https://youtu.be/EXDicikxKT8

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now