11. ALGUNAS ORIENTACIONES GENERALES PARA EVITAR O MITIGAR LA INFLUENCIA DE ESPÍRITUS NEGATIVOS

1. Buscar mantener siempre, en la medida de lo posible, la armonía física, psíquica y espiritual.

2. No perder nunca la esperanza, por grave que sea el problema.

3. No blasfemar.

4. Amar a nuestros semejantes, intentar evitar las pasiones negativas (odio, envidia, codicia...) y, por supuesto, cualquier acción que perjudique a los demás.

5. Ayudar a quien nos necesite.

 

6. Practicar algún deporte y mantener una alimentación saludable, suficiente y placentera, para estar bien físicamente.

 

7. No abusar del alcohol ni consumir drogas. Como ya se ha comentado en el epígrafe 2.3. Aura y áurea, todo lo que nos deteriora físicamente produce también un impacto negativo sobre el plano de la energía mental y espiritual.

8. No creer que alguien puede hacernos magia negra. Esto es debilitante y hace vulnerable a la persona frente a los entes.

9. Evitar radicalmente la ouija, los rituales de magia y las sesiones de espiritismo, sea cual sea la técnica utilizada.

10. Evitar rituales con velas. Cuando se realiza cualquier tipo de ritual mágico o religioso en el que se encienden velas, esto funciona para los entes negativos como un llamado simbólico, es como un faro que se enciende en la oscuridad y que los atrae, aun cuando nuestras intenciones sean buenas. Médiums cristianos afirman que esto sólo se puede practicar sin peligro si la vela se enciende dentro de una iglesia y la oración va dirigida a los santos, al Dios Padre, al Hijo, al Espíritu Santo o a María, aunque desde este estudio se recomienda, por simple prudencia, que el uso de las velas se reduzca a su función utilitaria dentro de la vida cotidiana. Así, no hay ningún problema si, por ejemplo, las encendemos porque sufrimos un apagón, o las queremos utilizar para una cena romántica, etc. El peligro a nivel espiritual se da cuando asociamos oración y velas, ritual mágico y velas, y hay que pensar también que, a fin de cuentas, para obtener una buena comunicación con Dios no son necesarias en absoluto.

11. Rezar oraciones de protección.

12. Tener fe en Dios y en uno mismo.

13. Como ya se ha mencionado, a los entes negativos no se les puede desafiar, ni insultar, ni sentir odio hacia ellos, pues haciéndolo nos debilitamos y quedamos a su merced. Basta con dirigir la oración a Dios, para que Él se los lleve o nos dé los medios para protegernos.

14. Evitar auto inducirnos o que nos induzcan estados de trance, por el medio que sea. Este estado mental también relaja nuestras defensas energéticas, facilitando la posesión.

15. Cultivar la espiritualidad. Hay que tener en cuenta que quien se haya dedicado apenas a adquirir conocimiento sobre los aspectos materiales de esta vida, una vez muera se va a encontrar con las manos vacías, pues en el otro mundo, que es inmaterial, no necesitamos nada relacionado con el mundo terreno. Sí va a ser útil todo lo que tenga que ver con las cuestiones del alma.

Observaciones:

Cuando los entes negativos nos ven fuertes en la fe se abstienen de atacarnos, manteniéndose a distancia de nosotros, pero pueden quedar esperando a que tengamos un momento de debilidad para hacerlo. Si esto sucede, nuestra única defensa está en las oraciones de protección.

Seguir estas orientaciones reduce en mucho las posibilidades de ser poseído o influenciado, pues recordemos que todo lo que significa actuar y vibrar en el amor nos fortifica y que, como contrapartida, todo lo que es vibrar en las pasiones negativas disminuye nuestra energía vital y nos hace más susceptibles de ser víctimas de estos seres.

Ir al siguiente punto: 12. Orientaciones para personas con facultades paranormales
 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now