9. LA SESIÓN DE LIBERACIÓN PRESENCIAL Y A DISTANCIA

Una sesión de liberación puede ser realizada de manera presencial o a distancia. La energía espiritual viaja a la velocidad del pensamiento y en el plano en que se mueven los espíritus las distancias físicas no importan. Así, en un exorcismo por videoconferencia una entidad que esté junto al paciente puede llegar al instante donde el exorcista esté, pues para él será como si las dos personas estuvieran en la misma sala, y con la misma facilidad se transmitirá la energía espiritual elevada.

La mayor eficacia se da cuando la liberación se realiza de manera presencial o por videoconferencia. Hasta ahora no se ha observado una disminución de eficacia entre el primer caso y el segundo.

Otras maneras de realizar el exorcismo a distancia con probada efectividad son:

1º. Practicárselo al paciente sin comunicación por vídeo pero manteniendo la comunicación por teléfono, visualizando apenas una foto suya. Toda la parte del ritual que tiene que ver con pases y gestos se puede aplicar sobre la foto.

2º. Practicárselo utilizando apenas su foto, sin comunicarse directamente con él.

 

En estos procedimientos sí se ha identificado una cierta disminución de la efectividad, pero aún así vale la pena practicarlos si no hay otra alternativa, pues su grado de éxito continúa siendo muy significativo. Aquí a veces la liberación se da de manera total, a veces no, a veces la recuperación total de la persona lleva más tiempo. Todo depende de cada caso. En principio imaginemos que un individuo, el paciente, lleva sobre las espaldas una carga de 100 Kg y quiere librarse de ella. Si conseguimos hacer algo que la ayude a quitarse, por ejemplo, 80 Kg, eso ya será una ayuda digna...

 

Nota: Con relación al uso de una fotografía del paciente, se recomienda que esta sea de cuerpo entero, sin partes del cuerpo cortadas y que aparezca solo. Que alguna parte del cuerpo esté cortada no es problema, el exorcismo va a funcionar igual, lo que sí hay que reforzar es que la persona esté sola en la foto. Todavía no se sabe cómo puede actuar la oración sobre la imagen de una segunda o más personas en una foto ni cómo pueden reaccionar los entes que las acompañen, pero teniendo en cuenta que en las sesiones presenciales se trata a una persona de cada vez, sugerimos que se haga así también si se hace a través de una foto.

 

El escenario extremo de exorcismo a distancia consiste en practicarlo sin vídeo ni foto ni audio, esto es, sin ningún tipo de comunicación directa con el paciente.

 

Algo también muy importante a considerar es que cuando un practicante de liberación espiritual realiza un exorcismo a distancia hay unos momentos del procedimiento —el momento de entregar a los entes a Dios— en que estos estarán en el mismo lugar en que el practicante esté y por ello dejarán rastros de energía negativa en ese espacio. Así, al terminar la sesión o sesiones, el practicante deberá aplicar el procedimiento de exorcismo y limpieza energética sobre la vivienda en que esté y por último sobre si mismo.

 

En algunos casos, los minutos en que la casa puede estar expuesta a estas energías bastarán para impactar a cualquiera de sus habitantes que no sepa protegerse contra ellas, si los hay, pudiendo producir en ellos síntomas que podrán variar de acuerdo con cada situación.

 

Si Dios le lleva a usted por el camino de atender a pacientes, se recomienda vivamente desde aquí que no los atienda en su propia casa si convive usted con otras personas, ni presencialmente ni a distancia. Cuando se trata de atender a un flujo de pacientes, se hará necesario disponer de algún local fuera de la propia casa para hacerlo, algún local comercial, por ejemplo, o cualquier otro espacio donde no haya personas viviendo.

 

El único caso en que atender en casa conviviendo con otras personas sería viable sería si estas también saben practicar el exorcismo y autoexorcismo y están de acuerdo con que eso se haga. Imagínese, por ejemplo, que usted tiene hijos pequeños y que tuvieran que verse expuestos a un flujo diario de energías espirituales negativas sin la capacidad de defensa de un exorcista preparado... El primero que no tendría como aprobar eso sería el mismo Dios.

 

Si se viera usted en una situación puntual en que debiera practicarle un exorcismo en casa a alguna persona de fuera de ella, ya sea de modo presencial o a distancia, las otras personas de la casa deberán realizar oraciones de autoprotección mientras dure el procedimiento, pidiéndose también protección para los niños si los hay. Luego, después de este, deberá usted practicar también un exorcismo sobre cada una de ellas, luego sobre la vivienda y por último sobre sí mismo.

 

Los animales de compañía también ven entes y captan sus energías, y cuando esto sucede empiezan a presentar comportamientos anómalos, pudiendo ponerse, por ejemplo, nerviosos e incluso violentos. A ellos basta con bendecirlos como se haría normalmente con cualquier ser humano y, por supuesto, no deberán estar jamás en la misma sala en que se practique una liberación durante el transcurso de esta.

 

En el punto 10. La sesión de liberación o exorcismo, que presenta en detalle el procedimiento de exorcismo, se irán describiendo las debidas adaptaciones para la acción por videoconferencia o con el uso de foto, según convenga.

 

Para más informaciones sobre liberación espiritual a distancia también puede leerse el artículo de mi autoría: Exorcismo por Skype: cómo y por qué funciona, en el blog de Ayuda Espiritual Trínitas.

Ir al siguiente punto: 10. La sesión de liberación o exorcismo

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now